Novedades del nuevo RIPCI

Señalización. RIPCINovedades del nuevo Reglamento de instalaciones de protección contra incendios (RD 513/2017) sobre señalización luminiscente

El nuevo RIPCI incluye entre otras modificaciones, la novedad de establecer los requisitos exigibles al producto,  instalación y mantenimiento de los sistemas de señalización luminiscente que deben tener las instalaciones de protección contra incendios a partir de su entrada en vigor (22 de noviembre de 2017).

Este reglamento deroga al anterior Real Decreto 1942/1993 y la Orden del Ministerio de Industria y Energía, de 16 de abril de 1998, sobre normas de procedimiento y desarrollo del citado Real Decreto.

 

¿Qué se considera como empresa instaladora y empresa mantenedora?

El nuevo RIPCI considera empresas instaladoras a las entidades que siguiendo las indicaciones del proyecto, la documentación técnica o cumpliendo las condiciones establecidas en este Reglamento colocan las señales, balizamientos y planos de evacuación de los sistemas de señalización luminiscentes y empresas mantenedoras a las entidades que realizan las operaciones de mantenimiento de los sistemas de señalización instalados.

El ámbito de actuación de las empresas es nacional  y deberán estar debidamente habilitadas por el órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que se solicita el alta como empresa instaladora y/o mantenedora de sistemas de señalización luminiscentes.

 

¿Cuándo entra en vigor el nuevo RIPCI?

El presente Real Decreto entra en vigor a los seis meses de su publicación en el BOE (12 junio 2017), por lo que su entrada en vigor es el 12 de diciembre de 2017. Según la Disposición transitoria segunda de este Reglamento, a los equipos o sistemas ya instalados o con fecha de solicitud de licencia de obra, con anterioridad a la entrada en vigor de este Reglamento, únicamente les será de aplicación aquellas disposiciones relativas a su mantenimiento y a su inspección. Las actividades de mantenimiento no previstas en el Real Decreto 1942/1993, deberán comenzar a realizarse en un plazo máximo de un año, a partir de la entrada en vigor del presente reglamento.

Por ejemplo, un sistema de señalización ya instalado con anterioridad (cumpliendo la normativa vigente en su momento) no se requiere que ahora se modifique. No obstante, si la empresa mantenedora o el organismo de inspección detectan productos instalados que, por su antigüedad o por su mal estado de conservación, no son capaces de cumplir con las tareas para las que fueron diseñados, o no ofrecen garantías de funcionamiento fiables, deberán hacerlo constar para que estos productos sean sustituidos.

 

¿Qué deben hacer las empresas instaladoras?

Las empresas instaladoras deberán de abstenerse de instalar los equipos y sistemas de protección contra incendios que no cumplan las disposiciones vigentes que les son aplicables, poniendo los hechos en conocimiento del comprador o usuario de los mismos, por escrito y de forma fehaciente. Si en el curso de la ejecución de la instalación, la empresa instaladora considerase que el proyecto o documentación técnica no se ajusta a lo establecido en el Reglamento, deberá por escrito, poner tal circunstancia en conocimiento del autor de dicho proyecto o documentación, y del titular. Si no hubiera acuerdo entre las partes, se someterá la cuestión al órgano competente de la Comunidad Autónoma, para que esta resuelva en un plazo máximo de dos meses.

Una vez concluida la instalación, la empresa instaladora facilitará al titular o usuario de la misma, así como a la dirección facultativa, la documentación técnica e instrucciones de mantenimiento correspondientes a la instalación, necesarias para su buen uso y conservación.

Las empresas instaladoras habilitadas no podrán facilitar, ceder o enajenar certificados de actuaciones no realizadas por ella misma.

 

¿Qué deben hacer las empresas mantenedoras?

Las empresas mantenedoras realizaran las actividades de mantenimiento exigidas en este Reglamento, de acuerdo con los plazos reglamentarios establecidos, utilizando recambios y piezas originales, siempre y cuando afecten a la certificación del producto.

Entregarán un informe técnico al titular, en el que se relacionen los equipos o sistemas que no ofrezcan garantía de correcto funcionamiento, presenten deficiencias o que no cumplan con las disposiciones vigentes que les sean aplicables.

Deberán conservar, al menos durante cinco años, la documentación justificativa de las operaciones de mantenimiento que realicen y los elementos sustituidos, con el objetivo de conocer  el estado de operatividad del sistema objeto de mantenimiento.

Se emitirá un certificado de mantenimiento en el que consten los equipos y sistemas objeto del mantenimiento, anexando copia de las comprobaciones efectuadas, comunicando al titular las fechas en las que corresponde efectuar las operaciones de mantenimiento periódicas establecidas en este Reglamento.

Las empresas mantenedoras habilitadas no podrán facilitar, ceder o enajenar certificados de actuaciones no realizadas por ella misma.

El usuario de equipos o sistemas de protección contra incendios que disponga de medios técnicos y humanos suficientes para efectuar su correcto mantenimiento, así como de un seguro de responsabilidad civil por una cuantía mínima de 800.000 euros podrá adquirir la condición de mantenedor de estos, presentando la declaración responsable a la que se refiere el artículo 16 del Reglamento ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

Se entiende que este requisito está contemplado para las actividades complejas incluidas en la tabla II del Anexo II. Las actividades de las tablas I y III del citado Anexo consideradas más sencillas las podrá realizar el personal del usuario sin necesitar habilitarse.

 

¿Qué requisitos deben cumplir las empresas instaladoras y mantenedoras?

Los requisitos para poder ejercer las funciones de empresas instaladoras o mantenedoras son los siguientes:

  • Contar con personal contratado, como mínimo con un responsable técnico de la empresa, en posesión de un título de escuelas técnicas universitarias, u otra titulación equivalente, con competencia técnica en la materia.
  • Contar dentro del personal contratado, como mínimo con un operario cualificado para cada uno de los sistemas para los que está habilitada la empresa, pudiendo un mismo operario estar cualificado para uno o varios sistemas.

Los operarios cualificados deben poder acreditar ante la Administración competente una de las siguientes situaciones:

1.º Disponer de un título universitario, de formación profesional o de un certificado de profesionalidad incluido en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, cuyo ámbito competencial cubra las materias objeto del presente reglamento, para las que acredita su cualificación.

2.º Tener reconocida una competencia profesional adquirida por experiencia laboral, de acuerdo con lo estipulado en el Real Decreto 1224/2009, de 17 de julio, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral, en las materias objeto del presente reglamento, para las que acredita su cualificación.

3.º Poseer una certificación otorgada por entidad acreditada para la certificación de personas, según lo establecido en el Real Decreto 2200/1995, de 28 de diciembre, que incluya, como mínimo, los contenidos que cubra las materias objeto del presente reglamento, para las que acredita su cualificación.

4.º Haber realizado, con aprovechamiento, un curso de formación específico sobre las materias para las que acredita su cualificación, impartido por entidades habilitadas por el órgano competente en materia de industria de la Comunidad Autónoma correspondiente.

 

  • Disponer de los medios materiales técnicos necesarios para el desarrollo de su actividad
  • Contratar o suscribir un seguro de responsabilidad civil, avales, u otras garantías financieras que cubran los riesgos de su responsabilidad, por una cuantía mínima de 800.000 euros, sin que dicha cuantía limite dicha responsabilidad.
  • Disponer de un certificado de calidad del sistema de gestión de la calidad implantado, emitido por una entidad de certificación acreditada. El alcance del certificado deberá incluir, explícitamente, el mantenimiento de todos y cada uno de los equipos o sistemas para los que se solicita la habilitación.

En el inicio de la actividad, y por un periodo máximo de un año, se considerará cumplido este requisito con la acreditación  de tener contratado el desarrollo e implantación de dicho sistema de gestión de la calidad, en los términos  indicados en el párrafo anterior.

 

¿Qué se consideran sistemas de señalización luminiscente y fotoluminiscente?

Los sistemas luminiscentes informan sobre la situación de los equipos e instalaciones de protección contra incendios, de utilización manual, aun en caso de fallo en el suministro de alumbrado normal. Estos sistemas pueden ser alimentados eléctricamente (electroluminiscencia, diodos de luz, fluorescencia, etc.) o fotoluminiscentes  compuestos por pintura con pigmentos (cristalitos de sulfuro de zinc o estroncio) que absorben la energía luminosa visible con luz de día o artificial, la almacenan y la liberan en el momento en que se retira la fuente de luz.

La señalización de los medios de protección contra incendios de utilización manual y de los sistemas de alerta y alarma, deberán cumplir la norma UNE 23033-1.

Las señales no definidas en esta norma se podrán diseñar con los mismos criterios establecidos en la norma UNE 23033-1, en la UNE 23032 y a la UNE-EN ISO 7010.

En caso de disponerse de planos de situación (“usted está aquí”), éstos serán conformes a la norma UNE 23032, y representarán los medios manuales de protección contra incendios, mediante las señales definidas en la norma UNE 23033-1. Estos  planos de situación “Usted está aquí”, han pasado a denominarse “Planos de Evacuación” según la norma UNE 23032. 3.

Los sistemas de señalización fotoluminiscente (excluidos los sistemas alimentados electrónicamente) serán conformes a la UNE 23035-4, en cuanto a características, composición, propiedades, categorías (A o B), identificación y demás exigencias contempladas en la citada norma.

La identificación realizada sobre la señal, que deberá incluir el número de lote de fabricación, se ubicará de modo que sea visible una vez instalada. Los sistemas de señalización fotoluminiscente serán de la categoría A, en los centros donde se desarrollen las actividades descritas en el anexo I de la Norma Básica de Autoprotección, aprobado por Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo.

 

¿Qué vida útil tienen los productos fotoluminiscentes?

La vida útil de las señales fotoluminiscentes será la que establezca el fabricante de las mismas. En el caso de que el fabricante no lo indique, esta se considerará de 10 años.

Una vez pasada la vida útil, se sustituirán por personal especializado del fabricante o de una empresa mantenedora, salvo que se justifique que la medición sobre la muestra representativa, teniendo en cuenta la fecha de fabricación y su ubicación, realizada conforme a la norma UNE 23035-2, aporta valores no inferiores al 80% de los que dicte la norma UNE 23035-4, en cada momento. La vida útil se contará a partir de la fecha de fabricación de la señal. Las mediciones que permiten prolongar la vida de la señal se repetirán cada 5 años.

El propósito de este requisito es evitar que haya  productos instalados que no sean capaces de cumplir con las tareas para las que fueron diseñados

 

¿En que consiste el mantenimiento de la señalización fotoluminiscente?

En la comprobación de las señales de medios contra incendios y evacuación, al menos una vez al año por parte de personal especializado del fabricante, de una empresa mantenedora, o bien, por el personal del usuario o titular de la instalación de la correcta ubicación y buen estado, en cuanto a limpieza, legibilidad e iluminación (en la oscuridad) de las señales, balizamientos y planos de evacuación. Así como de la verificación del estado de sujeción de las señales (varillas, anclajes, adhesivos tornillería, etc.)

 

Obermann ray está inscrita  en el Registro de Establecimientos Industriales con el Nº de R.I. 033463 como empresa instaladora y mantenedora del sistema de señalización luminiscente.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin